Continué mi viaje por Portugal, desde Lisboa y Sintra, tomando la ruta que lleva hacia el norte, pasando por la localidad de Mafra y haciendo parada y fonda en el histórico pueblo de Óbidos.

Mapa orientativo

Esta región central portuguesa tiene el mismo nombre que nuestra Extremadura, y lo cierto es que el paisaje se asemeja, como no podía ser de otra forma al estar a la misma latitud y compartir condiciones geológicas y ambientales. Pero el nombre de la región no se debe a las posibles condiciones ambientales extremas, sino a que durante la Reconquista, la misma se encontraba en la frontera más extrema del río Duero.

Alrededores de Óbidos

En Mafra me detuve solo un rato para contemplar el impresionante complejo del Palacio de Mafra, y digo contemplar porque no pude visitar practicamente nada, por estar todo cerrado a las 16:00 de la tarde.

Conjunto del Palacio de Mafra

El complejo lo constituye el Palacio en sí, un convento franciscano con una gran basílica y una enorme biblioteca. El Palacio fue construido en el siglo XVIII y, al menos su exterior, es soberbio y contrasta con la aparente humildad del pueblo.

Basílica del Palacio, en mármol blanco y justo en el centro

Llegué a Óbidos prácticamente anocheciendo, y después de alojarme en el hotel, me dí una paseo por el pueblo para cenar en uno de los muchos restaurantes que hay en su interior. Y digo bien, porque Óbidos es un pequeño pueblo amurallado, que aún conserva íntegro su perímetro.

Óbidos

Sin lugar a dudas, estas murallas, junto a su hermoso castillo, son los elementos distintivos del pueblo. No obstante, Óbidos tiene mucho encanto también por sus sencillas casas, encaladas en blanco y con franjas y bordes pintados en colores verdes, azules y amarillos, así como balcones adornados con flores.

Rua Direita, calle principal de Óbidos

Al pueblo se accede por la Porta da Vila, una puerta en arco cuyo interior está adornado con azulejos. En seguida se divisan escaleras adosadas a la muralla que permiten acceder al camino superior que circunda el recinto.

Porta da Vila, interior

Desde esa altura, se contempla el pueblo, de dimensiones reducidas, y con calles de trazado irregular y casas con tejados que delatan su antigüedad.

Camino elevado al redor de la muralla

La ruta elevada de la muralla conduce, cómo no, al Castillo. Es un castillo declarado Patrimonio Nacional que data del siglo XII, pero que seguramente se edificó sobre algún otro edificio defensivo de los romanos y visigodos.

Castillo de Óbidos

En el lado que da al interior del pueblo, el castillo tiene una estructura de torres cuadradas, mientras que los muros exteriores incorporan torres cilíndricas. Además de su función militar, el castillo se empleo también como palacio noble y, en la actualidad, es una Posada.

Entrada a la Pousada

Pasear por Óbidos es sencillamente muy agradable, en especial si no hay mucho turista. Tiene un aspecto rústico en general, pero se nota que ha sido un pueblo noble, una villa. Hay rincones muy bonitos, y más iglesias de las que a simple vista merece el tamaño del pueblo.

Iglesia de Santa María
Detalle de una bonita casa pegada al Castillo

En conjunto, el pueblo y sus alrededores, incluyendo la costa atlántica en Peniche, recuerdan, inevitablemente, mucho a España. De hecho, esta sensación sería constante en todo el trayecto y en muchas de las paradas que hice. La delimitación entre España y Portugal es principalmente política, pero geográficamente y culturalmente la frontera es muy difusa.

Uno de los rincones de Óbidos

(Visited 109 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. M.Dolores Raimundo Martinez enero 31, 2021 at 1:39 pm

    Bonito el pueblo de Obido,llama la atención lo limpio que está y que apenas hubiese gente en la calle, quizás por la hora o por el calor que hiciese.
    El pueblo es interior, imagino.Cuantos habitantes tiene??.

    Responder
    1. Juan Carlos Raimundo enero 31, 2021 at 1:48 pm

      Era octubre, por lo que ya no había casi turistas. Tiene unos 10.000 habitantes, pero eso incluye a la comarca, a las zonas externas al pueblo amurallado. Yo diría que dentro no viven más de 2000 personas.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.